Pedro Molina: «Nuestra obsesión es el ascenso y no conseguirlo sería un varapalo»

0
321
Pedro Molina junto a sus compañeros celebrando una victoria

Acariciar el objetivo y ver como se escapa entre los dedos de la mano tras el paso de las jornadas puede ser una de las peores experiencias deportivas. Este hecho puede llegar a provocar una obsesión para los jugadores en las próximas temporadas y por ello, intentan por todos los modos ser cada año más competitivo para lograr asegurarse el propósito. Tan solo un año después, los resultados vuelven a ser positivos y la ilusión se puede observar en la plantilla, pero los fantasmas del pasado siempre pueden regresar en el momento menos indicado. De esta situación muestra su opinión el protagonista de hoy, Pedro Molina, jugador de Clínica Vet. La Asunción en Segunda División de la Liga Local, donde desvela sus expectativas para esta temporada y admite el temor de toda la plantilla ante un nuevo fracaso.

Fracaso y remodelación de la plantilla

La temporada pasada, Pedro Molina era jugador de Piscinas Freedom en Segunda División de la Liga Local y pese a que tenían una buena renta en la primera vuelta, el ascenso se les fue escapando tras el transcurso de las jornadas. «Fue muy duro. Íbamos primeros y acabamos cayendo como un castillo de naipes. Terminamos mal la temporada, donde perdimos al patrocinador y a nuestro entrenador que habían estado siempre. Sinceramente creo que decepcionamos a muchas personas», admite el propio Pedro Molina.

Tras quedarse a las puertas del ascenso, los jugadores de Piscinas Freedom decidieron unirse junto a Elche Élite para configurar un equipo más competitivo e intentar volver a luchar por el objetivo. «El año anterior ya hicimos un acercamiento para entablar posturas y unir ambos equipos. Finalmente, no pudo ser y como quedó esa espina decidimos realizar la unión de las plantillas esta temporada, esperando así, mejores resultados a nivel competitivo», desvela el que fuese jugador de Piscinas Freedom.

De esta manera, la remodelación de la plantilla se llevó a cabo de forma efectiva con el nuevo nombre de Clínica Vet. La Asunción para esta nueva temporada. Se trató de un grupo de jugadores experimentados y jóvenes para dar el equilibrio necesario al equipo y volver a competir al máximo nivel. «Sin duda ese equilibrio es la clave en cualquier plantilla. Los jóvenes nos dan ese desparpajo necesario y los más experimentados intentamos darles ciertos consejos para que vayan mejorando poco a poco. Todos sumamos por lo mismo, que es el ascenso», asegura el jugador de Clínica Vet. La Asunción.

Nueva temporada, máxima ambición

Con el comienzo de la nueva temporada, Clínica Vet. La Asunción iba a intentar por todos los medios competir para estar entre los puestos que permiten soñar con el ascenso a la máxima categoría. «Nuestra obsesión tras lo sucedido el año pasado es subir a Primera División y si es de forma directa mejor. Quedarse de nuevo a las puertas sería un varapalo muy importante para la plantilla», afirma Pedro Molina.

Tras 19 jornadas disputadas, el equipo se encuentra encabezando la tabla de clasificación con 48 puntos obtenidos y con tan solo una derrota en lo que va de año. «En absoluto pensábamos estar tan arriba. Es cierto que el comienzo de la competición fue verdaderamente bueno, pero es que estamos siendo muy regulares y competitivos. Ahí creo que está una de las claves de esta temporada», reconoce el jugador de Clínica Vet. La Asunción.

Pese a que el equipo lleva varias jornadas como líder de la categoría, todavía queda prácticamente casi toda la segunda vuelta y todo puede cambiar de aquí a final de temporada. «Ahora mismo somos los favoritos para conseguir el objetivo. Sin embargo, también pienso que hay varios equipos con muchas opciones de lograrlo como son Pieter Van Beck PV89 o Electrofet R. Jorquera. El futuro determinará que equipos lo consiguen finalmente, aunque pienso que los tres tenemos muchas posibilidades», apuesta por ellos el propio Pedro Molina.

Las claves para lograrlo y el terror de un nuevo varapalo

Sin lugar a dudas, si algo identifica a Clínica Vet. La Asunción es su fortaleza mental y defensiva, ya que no se arrugan ante las adversidades. Tal es así, que el equipo tan solo ha encajado 32 goles en lo que va de temporada convirtiéndose en la plantilla menos goleada de la categoría. «Sin lugar a dudas, en nuestra defensa está la clave del éxito. En una competición tan igualada como esta, encajar pocos goles siempre te permite tener más posibilidades de llevarte el triunfo. Es imprescindible», asegura Pedro Molina.

Pese a que el objetivo está en muy buen camino, todavía es pronto para saber si lo conseguirán. No obstante, el jugador de Clínica Vet. La Asunción confiesa que sería un varapalo que se les volviese a escapar un ascenso que tiene buena pinta: «Sería un mazazo a nivel anímico volver a pasar por ello. Sin embargo, nuestro objetivo antes de la temporada viendo la media de edad de la plantilla era competir y estamos disfrutando cada jornada. Si esta temporada no lo logramos, sé que será la siguiente».

Tras 19 jornadas donde solo ha sufrido una derrota, Clínica Vet. La Asunción ha demostrado a todo el mundo que están preparados para ascender a la máxima temporada. Ahora está en su mano y en la de Pedro Molina, desvanecer los fantasmas del pasado y conseguir el ansiado ascenso que se les escapó la temporada anterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here