Manu Sagasta: «Si sigue sin cuidar a las personas, al final no tendrá a nadie»

0
634
Manu Sagasta con su equipo en la Liga Local

En todo deporte, sentirse valorado es esencial para conseguir los objetivos marcados a principio de temporada. Y más todavía, si la persona que se supone que confía en ti para comandar el proyecto, finalmente se entromete en tu labor de tal manera que afecta a tu orgullo. El protagonista de hoy, Manuel Sagasta, ha cambiado de equipo en apenas un mes y explica las razones de su marcha a Cauchos del Mediterráneo en Segunda División de la Liga Local.

Un fichaje polémico y fugaz

El pasado 31 de julio, tras semanas de suspense y promesas sobre entrenadores de primer nivel en la LNFS, Manu Sagasta se convertía en el entrenador del Luxury World Store / Massini Cars para esta temporada. «Se pusieron en contacto conmigo y acabe aceptando. Sin embargo, con el paso de los días comencé a ver que no teníamos ni mucho menos la misma forma de trabajar y decidí no empezar la Liga», admite el propio Manu Sagasta.

Sin embargo, no solo las diferentes formas de trabajar fueron las responsables de la marcha del entrenador a Cauchos del Mediterráneo: «No se puede ser el presidente del equipo y querer dirigir a la plantilla. Sabía perfectamente que no había sido la primera opción, pero ni después de firmar me sentí valorado y eso impide a cualquier persona disfrutar de su pasión».

Muchas veces tener un equipo potente en todos los aspectos no te asegura competir por los títulos a final de temporada. «El Luxury World Store / Massini Cars puede tener todos los medios posibles para luchar por los títulos, pero si sigue sin cuidar a las personas se quedará sin nadie. Puede que no esta temporada, pero dentro de poco se quedará solo si continua así», asegura Manu Sagasta.

Manu Sagasta celebrando el título de Liga

De este modo, Manu Sagasta que venía de dirigir tres años equipos federados decidió dar por concluida su labor al frente del Luxury World Store / Massini Cars. «Tenía bastantes amigos en Cauchos del Mediterráneo y cuando todo salió mal les propuse incorporarme al equipo desde el banquillo para intentar de este modo conseguir el objetivo que se habían impuesto un grupo de personas excepcionales», explica el entrenador de Cauchos del Mediterráneo.

Otra categoría, pero la misma ilusión

Después de unos días convulsos, Manu Sagasta se incorporaba al banquillo de Cauchos del Mediterráneo con la máxima ilusión posible para conseguir los objetivos. «Al final lo que uno busca es estar feliz con lo que hace y lo mismo da estar en un primera, un tercera o un infantil. Aquí tengo muchos amigos de mi paso por las Bayas F.S y es gratificante volver a trabajar con ellos», reconoce el propio Sagasta.

Pese a que solo lleva una semana dentro del equipo, el entrenador de Cauchos del Mediterráneo desvela alguna de las claves que serán posibles para conseguir los objetivos esta temporada: «Llevo poco tiempo aquí y se nota el verano. Tenemos que trabajar duro en los entrenamientos durante todo el año si queremos competir por el ascenso a la máxima categoría.

Manu Sagasta junto a su equipo en la Liga Local

Asimismo, el entrenador de Cauchos del Mediterráneo asegura que el equipo ha tenido una serie de inconvenientes antes del inicio de temporada: «La plantilla todavía no está cerrada, debido a unas bajas de última hora. Esperamos solucionarlo lo más pronto posible con alguna incorporación para poder cerrar el grupo y realizar un buen papel en Segunda División».

Por otro lado, una de las señas de identidad de Cauchos del Mediterráneo siempre se ha caracterizado por su fortaleza defensiva, pero su nuevo entrenador cree que pueden dominar otros lances del juego este año. «Siempre es importante estar bien en defensa para complicar al rival, pero esta temporada tenemos que modificar nuestra faceta según convenga para sacar el máximo rendimiento posible en los partidos», admite Manu Sagasta.

Para concluir, el entrenador de Cauchos del Mediterráneo advierte del nivel de la categoría y lo difícil que es conseguir la victoria en cada partido. «Se lo he comentado a mis jugadores, que en esta categoría cada partido es una final. Nuestro objetivo va a ser siempre el ascenso, pero si no salimos cada partido a comernos el mundo ya podemos olvidarnos de él. Aún así, confío plenamente en estos chicos y se que pueden lograr todo lo que se proponen», afirma con contundencia Manu Sagasta.

La felicidad y estar cómodo con uno mismo son esenciales en cualquier ámbito del deporte. Por ello, Manu Sagasta decidió abandonar Luxury World Store / Massini Cars, debido a que en el mundo no todo es competir por los títulos, sino también disfrutar de tu trabajo y cuidar a los que te rodean. Cosa que presuntamente obtuvo en Cauchos del Mediterráneo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here