«Los dos trofeos son un reconocimiento al trabajo diario del equipo»

0
977
La plantilla de Bar Crespo's junto a su jugador Cristián Maciá recibiendo sus respectivos trofeos

Los amantes del deporte saben perfectamente que en la mayoría de ocasiones, lo que se observa sobre la pista reside en el trabajo diario del equipo durante la semana. Esta labor es prácticamente invisible a los ojos de los aficionados, pero con el paso de los partidos ese esfuerzo se va observando cada fin de semana. Esto le ha ocurrido al actual líder de Segunda División, Bar Crespo’s / Bar Luna y más concretamente a uno de sus jugadores, Cristián Maciá Sanguino que tras trabajar duramente toda la temporada ha sido en el mes de marzo cuando han recibido por partida doble el trofeo Grupo Paredes Automoción por su gran actuación durante dicho mes.

Un trotamundos de categoría

Los inicios de Cristián en el fútbol sala fueron en un equipo histórico de la Liga Local, Irefrank F.S. Comenzaba su trayectoria en Tercera División, después de haber abandonado el fútbol por un tiempo indeterminado. «Contábamos con jugadores muy buenos como son Samu Rodríguez que está en el Elche o Juan Lara que sigue en dicho equipo», asegura Cristián. Sin embargo, el propio jugador reconoce que la falta de experiencia fue un factor determinante para no conseguir el ascenso a Segunda División.

Tras quedarse a las puertas del ascenso, la trayectoria deportiva de Cristián iba a dar un gran paso al fichar por otro gran equipo, pero en esta ocasión de Primera División. Se trataría del Pinturas Decokeden. «No lo dudé ni un solo instante, sabía perfectamente de la calidad del equipo y sabía que jugar en la máxima categoría iba a ser una oportunidad de oro», recuerda el que fuese jugador de Irefrank F.S. No se equivocaba, el propio Cristián aprovechó su oportunidad y consiguió proclamarse en tan solo un año campeón de la Liga regular y de la Supercopa.

Después de pasar un año sin competir por motivos laborales, Cristián ficharía por otro equipo de la máxima categoría, Salvador Artesanos. «Finalmente, el equipo consiguió la salvación gracias al esfuerzo durante toda la temporada. Pese a que los resultados no reflejaban el trabajo, no bajamos los brazos en ningún momento», afirma rotundamente Cristián. Fue al finalizar dicha temporada cuando el propio Cristián decidió volver al fútbol, por lo que tuvo que abandonar definitivamente Salvador Artesanos. «Antes de comenzar la temporada, unos amigos del barrio me ofrecieron fichar otra vez en la Liga Local. Les dije que priorizaría el fútbol y aceptaron. Se trata del equipo  Bar Crespo’s / Bar Luna», admite Cristián.

Un equipo como anillo al dedo

Desde que comenzó en el equipo, la compenetración entre Cristián y los jugadores que ya estaban la temporada anterior fue plena. «El equipo venía de hacer las cosas bien y además a mantenido el bloque del año pasado, lo que es un factor determinante» explica el actual jugador de Bar Crespo’s / Bar Luna. Una buena sintonía que se traduce sobre la pista, ya que como el propio jugador reconoce el estilo de juego del equipo le permite disfrutar de mayor libertad y demostrar su punto fuerte, la verticalidad.

La plantilla al completo de Bar Crespo's / Bar Luna

Tal es así, que en la primera temporada del equipo en Segunda División está siendo casi perfecta, si a números se refiere. «Somos el equipo más goleador de la categoría, pero no hay que olvidarse del trabajo defensivo que estamos haciendo y del papel de los porteros que está siendo clave», asevera Cristián. Del mismo modo, el jugador de Bar Crespo’s / Bar Luna afirma que esta buena dinámica no es por simple casualidad. «Hay un trabajo detrás de cada partido, ya que entrenamos dos veces por semana y las indicaciones del míster se observan luego en el partido», continua el jugador.

Trabajo, esfuerzo y constancia a modo de trofeos

Después de demostrar durante toda la temporada que el equipo es una de las revelaciones de la categoría, su máximo rendimiento llegó en el mes de marzo. «El equipo dejó la portería a cero en cuatro partidos y eso en este deporte no es nada fácil», argumenta Cristián. Asimismo, el propio jugador culminó un mes impecable con más de 14 goles en apenas cuatro partidos. «Meter goles siempre es bonito, pero no hay que olvidarse del verdadero objetivo del equipo, que siempre ha sido el ascenso», recuerda el jugador de Bar Crespo’s / Bar Luna.

Tal fue el nivel, tanto colectivo como individual de Cristián que la Liga Local lo proclamó como el mejor jugador del mes de marzo otorgándole el Trofeo Grupo Paredes Automoción. «Todo el equipo sabía que me hacía mucha ilusión ganar el trofeo y me apoyaron en todo momento. Este premio también es parte de ellos», admite el jugador. Sin embargo, los galardones no iban a acabar ahí, ya que debido al gran mes el propio Bar Crespo’s / Bar Luna también iba a ser premiado como mejor equipo del mes de marzo. «Cuando nos enteramos, el grupo del equipo estalló de felicidad. Era algo que nos entusiasmaba mucho y finalmente con trabajo lo hemos conseguido», afirma el propio Cristián.

El equipo en el vestuario celebrando la victoria

Ese gran momento ha permitido al equipo consolidarse en la primera posición en la tabla de clasificación. «Hay que mantener la calma, ya que la diferencia es muy justa y en un partido todo puede cambiar. Esto es lo bonito de este deporte, todo esta muy abierto», sigue relatando su opinión Cristián. Asimismo, el jugador reconoce que uno de los factores que les puede afectar a medida que transcurran los partidos y las necesidad por ganar, y que lo que deben hacer es mantener la calma e ir con los pies en la tierra.

Del mismo modo, el jugador de Bar Crespo’s / Bar Luna admite que esta temporada el ascenso está más cotizado que nunca, ya que hay tres equipos para dos posiciones. «Sabemos perfectamente de nuestro trabajo, pero hay dos equipos pisándonos los talones. Eso será que están haciendo las cosas bien, ninguno estamos ahí por casualidad», concluye el propio Cristián.

Lo mayor verdad que puede haber es que el trabajo, el esfuerzo y el sacrificio tarde o temprano recibe su premio. En esta ocasión, le ha tocado a Cristián Maciá Sanguino y a Bar Crespo’s / Bar Luna, pero nunca se sabe quien puede ser el próximo. No hay que rendirse, siempre hay que luchar hasta el final. Ellos, lo han demostrado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here