Fútbol Sala como estilo de vida

Los jugadores de Irefrank F.S, Carlos Sabater y Mini admiten que el deporte les brindó la oportunidad de forjar su amistad que perdura año tras año, tanto dentro como fuera de la pista

0
546
Carlos Sabater y Mini celebrando llos dos títulos que consiguieron juntos

Suena el pitido final, se acaba el partido y vuelves al vestuario con tu equipo. Entras en él, pero lo que uno ve no son únicamente a compañeros de equipo, sino a amigos con los que estás compartiendo una pasión, el fútbol sala. El deporte tiene el poder de unir a las personas para que formen parte importante de tu vida, más allá del tema deportivo. Compartir recuerdos, momentos o experiencias sobre la pista consigue forjar amistades, como es el caso de Carlos Sabater y Miguel Ángel Vicente ‘Mini’, jugadores de Irefrank F.S en Primera División de la Liga Local.

Un camino lleno de similitudes

La aventura de Sabater en el mundo del fútbol sala comienza prácticamente en la adolescencia. Tras descubrir que el fútbol sala era el deporte que realmente le apasionaba decidió fichar a la edad de 16 años por el Elche Wonder en Tercera División. Dos años más tarde, intenta probar suerte en diferentes equipos de Orihuela, pero mientras tanto ya había empezado su andadura en la Liga Local. “Mi amigo, Paco Morillas me ofreció fichar por un equipo de Cuarta División. Me gustó la idea y por ahí comencé en la Liga”, recuerda con cariño Sabater.

Mini durante un partido en la Liga Local

Fue en dicha Liga Local, donde Sabater conocería a uno de sus mejores amigos actualmente, ‘Mini’. Según explica ‘Mini’, él todavía era cadete y estaba jugando en la liga escolar con el C.S Poeta Miguel Hernández cuando Sabater le propuso ir a probar con su equipo, Atienza F.S. “Eran un grupo de amigos, me adapté rápido y ahí comenzó mi trayectoria en la Liga Local”, reconoce ‘Mini’.

Desde ese momento, la trayectoria deportiva tanto de Sabater como de ‘Mini’ ha estado llena de similitudes. Ambos jugadores pasaron por las filas del Bimilenari, aunque en distintos años. A su vez, los dos se marcharon a Italia para jugar al fútbol sala, aunque a equipos diferentes, ya que Sabater fichó por el Canosa y ‘Mini’ por el Gifema. Y, finalmente los dos pasaron de un modo u otro por el Elche F.S. “Mini es un luchador incansable y muy humilde en el ámbito privado. Todo lo ha ganado por su propio esfuerzo”, describe Sabater.

Sabater y Mini celebrando el título de Liga

No fue hasta la temporada 2015/2016 cuando sus caminos volvieron a unir de la mano del Irefrank F.S en Primera División de la Liga Local. “Esa temporada fue muy especial, ya que jugar con Carlos es muy importante para mí. Fue quien creyó en mí desde el principio y quien me ha enseñado todo en el mundo del fútbol sala. Es como un hermano mayor”, admite ‘Mini’. Pese a sufrir una grave lesión, ‘Mini’ volvió para disputar la segunda vuelta con Irefrank F.S y proclamarse, junto a Sabater, campeones de Liga y Copa. “Te das cuenta de que Irefrank es más que un equipo, los éxitos o las derrotas las multiplicas por dos cuando se viven junto a los amigos. Y, la felicidad de esta familia pocos equipos la igualan”, admite orgulloso Sabater.

Sus caminos se separan

Después de una temporada llena de éxitos, ‘Mini’ decide volver al Elche ‘B’ F.S, donde ya estuvo en su etapa como juvenil. Mientras tanto, Sabater sigue un año más en las filas de Irefrank F.S. Ese año, como el propio Sabater admite en multitud de ocasiones sería una de sus mejores temporadas a nivel deportivo. Al proclamarse otra vez campeón de Liga, Irefrank F.S tendría la oportunidad de representar a Elche en el Campeonato Nacional de Fútbol Sala. “Uno de los momentos más importantes de mi vida fue la final del Campeonato Nacional. Poca gente confiaba en nosotros, pero demostramos que podíamos lograrlo y así fue”, recuerda con alegría Sabater.

Mini en su etapa como jugador del Elche F.S

Tras lograr ser campeón absoluto de todo con Irefrank F.S, a Sabater le llegó la oportunidad que había esperado durante casi toda su trayectoria como jugador de fútbol sala, el Elche F.S llamó a su puerta con la intención de incorporarlo a sus filas para la próxima campaña. Fue así como el pasado verano, el conjunto ilicitano firmaba a una de las perlas de la Liga Local.

El destino no quiso que ‘Mini’ y Sabater volvieran a coincidir esta vez en el mismo club, ya que, ese verano ‘Mini’ volvería a las filas de Irefrank F.S para intentar suplir la baja de Sabater y luchar por revalidar el título liguero. “Carlos es un jugador diferente, maneja los tiempos del juego y eso es algo que en Elche se ve muy poco, a parte tiene una calidad tremenda y se nota cuando no está a tu lado”, reconoce abiertamente ‘Mini’.

Un reencuentro no esperado

El sueño de Sabater de triunfar en el Elche F.S duró únicamente tres meses. El propio Sabater reconoce que fue uno de los momentos más difíciles de su trayectoria deportiva, ya que su ilusión era debutar con el Elche F.S, pero unos problemas con la ficha se lo impidieron. “No me sentía cómodo con mi juego. El trabajo era complicado compaginarlo con los entrenamientos y además por motivos personales decidí dejarlo”, explica Sabater.

Sabater durante un partido con el Elche F.S

Aún así, la trayectoria deportiva de Sabater no se iba a acabar ahí. Después de la rescisión de su contrato con el Elche F.S, Sabater volvió a las filas de Irefrank F.S junto a su amigo ‘Mini’, y a su vez fichó por el Xaloc Alacant FS en Tercera División Nacional. “Tras la vuelta he visto al equipo diferente, con más garra y fuerza que otros años. Se nota que han mantenido la competitividad respecto al año pasado”, destaca Sabater.

Una de las personas que más se alegró del regreso de Sabater a la Liga Local fue ‘Mini’. “Jugar a su lado transmite seguridad, me siento mejor cuando está en pista, tengo más confianza en mí mismo”, admite el propio ‘Mini’. Asimismo, el jugador de Irefrank F.S reconoce que el regreso de Sabater, David y Pau y los fichajes de Moreno, Alfonso y Moya han hecho que el equipo pueda volver a luchar por todo esta temporada.

Una temporada que va a ser la más disputada de los últimos años. Tanto Sabater como ‘Mini’ aseguran que este año la zona alta de la tabla de clasificación esta más reñida que nunca y deben esforzarse al máximo si quieren conseguir el objetivo de proclamarse campeones otro año consecutivo. Una hazaña, que no va a ser sencilla debido a las lesiones que están sufriendo ambos jugadores esta temporada.

Por su parte, Sabater sufrió recientemente una fascitis plantar que le ha tenido alejado de la pista varias semanas. Del mismo modo, ‘Mini’ asegura que las lesionas le han mermado en las últimas temporadas. “Espero ir cogiendo más ritmo de competición y disfrutar del deporte junto a mis amigos. Eso es lo que realmente quiero”, explica ‘Mini’.

Pese a las lesiones y a los rivales, ambos jugadores se muestran contundentes en afirmar que lucharán hasta el final para conseguir su objetivo. Disfrutar del fútbol sala cada fin de semana. “Aunque para muchos es un simple deporte, se trata de valorar el tiempo que pasas con la gente que más quieres”, concluyen ambos jugadores de Irefrank F.S.

Todavía queda prácticamente toda la segunda vuelta de la temporada, muchos rivales con los que competir por lograr el objetivo y muy sencillo despedirse de la temporada después de una derrota. Pase lo que pase, tanto ‘Mini’ como Sabater han logrado el título más importante de sus vidas. No es de metal, pero perdura tras el paso de los años. Su amistad.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here