Francisco López: «Si recuperamos el aspecto mental y emocional conseguiremos cambiar esta dinámica»

0
313
Francisco López junto a algunos jugadores de la Liga Local

Para multitud de personas, la importancia de un deporte trascurre en dejar un legado que sea fiel reflejo de su imagen. Sin embargo, esta imagen no tiene que estar siempre ligado con el ámbito deportivo, ya que también se puede dejar un buen recuerdo entre las personas que te han acompañado durante todo el trayecto. Esta faceta es la que más importa al protagonista de hoy, Francisco López, entrenador de Salvador Artesano / MV Esteticista en Primera División de la Liga Local donde desvela los momentos claves de toda su trayectoria y la actualidad de su equipo.

La figura de su padre siempre en la mente

Cuando uno es más joven la imagen de un padre influye en gran medida sobre los gustos de la propia persona. Así fue, como Francisco López fue descubriendo su pasión en los banquillos de la mano de su padre, que desde bien pequeño lo había tenido siempre a su lado en cada equipo que había estado. «La figura de mi padre fue clave en los primeros años de mi juventud, ya que me inculcó su pasión por este deporte. A partir de esos años mis ganas por entrenar hicieron que fuera formándome con la idea de llegar algún día a entrenar como mi padre», recuerda el propio Francisco López.

Y así fue, tras pasar varios años entrenando en el mundo del fútbol un grupo de jugadores le pidieron que volviese a ser su entrenador, pero en esta ocasión en la Liga Local de fútbol sala. «Ya los había entrenado años atrás. Por este motivo pensaron en mí para su aventura en el fútbol sala y después de meditarlo detenidamente, acepté la propuesta que me planteaban. Así fue, como se formó el Grupo Sánchez de Rojas en Cuarta División de la Liga Local», rememora el propio entrenador.

En esa primera temporada, el equipo consiguió alzarse con el campeonato liguero. Sin embargo, un duro golpe cambió prácticamente la vida de Francisco López y finalmente decidió abandonar el equipo al acabar el año. «La muerte de mi padre me dejó muy tocado en todos los aspectos. Había perdido la ilusión por seguir entrenando y no podía engañar a los jugadores, así que, pensé que la mejor manera era dejarlo por un tiempo», explica Francisco López.

Francisco Lopez con Alfonso Linde en la Liga Local

Fue entonces, cuando surgió la figura de un amigo de la infancia que le ayudó a recuperar el espíritu por volver a entrenar. «Alfonso Linde tuvo un papel muy importante en que volviese a entrenar. Se enteró que había dejado el equipo y quiso proponerme formar una dupla de entrenadores en su conjunto de Primera División. Poco a poco con su ayuda recuperé la ilusión por volver entrenar y continué con mi pasión», asegura el que fuese entrenador del Grupo Sánchez de Rojas.

Una trayectoria llena de proyectos

Tras recuperar la ilusión y después de haber participado en multitud de equipos, tanto federados como en la Liga Local, Francisco López planteó un proyecto que continuaría hasta la actualidad. «Conocía de hace tiempo a Frank Guilabert y le propuse tanto a él como a su padre la posibilidad de incorporar a Irefrank F.S también en el formato federado, ya que pensaba que era algo necesario. Entre los tres fundamos el equipo federado y después de estos años le estoy muy agradecido a ambos por la confianza, ya que después de este tiempo son verdaderos amigos para mí», admite el propio Francisco López.

Irefrank F.S celebrando los títulos conseguidos

Fueron unos años bañados en oro para Irefrank F.S, donde consiguieron prácticamente todos los títulos posibles en la Liga Local y lograron el ascenso a Preferente en el equipo federado. «Después de conseguir el ascenso decidí centrarme en el equipo federado y apartarme un poco de la Liga Local, pero entonces apareció un gran amigo como Eduardo Jaén para plantearme la posibilidad de entrenar a Salvador Artesano. Como podéis comprobar acabe aceptando la proposición», admite Francisco López.

Francisco López con dos amigos de la Liga LocalSin embargo, tan solo un año más tarde su andadura como entrenador de Irefrank F.S sufrió un paréntesis después de dos años al frente del equipo. «Conseguimos el ascenso a Tercera División, pero decidí ausentarme esta temporada por una serie de problemas personales. Así que decidí centrarme exclusivamente en el Salvador Artesano», argumenta el entrenador.

 

Un año complicado al frente del equipo

Después de conseguir una temporada bastante notable con Salvador Artesano, este año no ha comenzado de la mejor manera posible debido a que tras 12 jornadas el equipo solo ha logrado siete puntos. «El estilo sigue siendo el mismo que la temporada anterior. Lo único que por circunstancias como las lesiones o temas laborales no nos están permitiendo demostrar nuestro verdadero nivel. Yo les intento convencer que esta situación es solo una mala racha y que hay que olvidarse de todo lo malo para disfrutar de este deporte», destaca Francisco López.

Como entrenador conoce al equipo perfectamente y sabe la capacidad que tiene de demostrar su nivel. «Lo malo de este deporte es que la gente quiere resultados inmediatos y eso tampoco puede ser. Yo soy un entrenador que piensa que a la faceta mental y emocional hay que darle una gran importancia, ya que si consigues esos dos aspectos los jugadores serán capaces de todo en cada partido. Si esto como entrenador no lo logro, lo que pasará es que los jugadores bajarán los brazos y eso no lo puedo permitir en ningún momento», reconoce el entrenador de Salvador Artesano / MV Esteticista.

El equipo Salvador Artesano de la Liga Local

Pese a que no es una tarea sencilla, Francisco López asegura que su equipo va a demostrar su verdadero nivel y que lucharán hasta el último momento por conseguir la salvación: «En este deporte no me gusta fijarme en las estadísticas ni en el resto de rivales. Sé perfectamente que estamos en una mala dinámica, pero poco a poco iremos demostrando nuestro nivel para volver a ser un equipo competitivo».

Francisco López junto a Dani Fernández

Sin embargo, para Francisco López en el deporte no todo lo importante son los éxitos o los títulos conseguidos a lo largo de los años, sino también la imagen que trasmites a todas las personas que te rodean. «Para mí el mayor título que he conseguido es que me reconozcan como una buena persona. Lo mejor que se puede llevar uno son los valores que obtienes y trasmites a las personas de tu alrededor, ya que siempre he dicho que lo importante es ser honesto con uno mismo. Todo esto es el mayor título que puede obtener un entrenador», concluye el dirigente del banquillo de Salvador Artesano / MV Esteticista.

Uno demuestra su grandeza como deportista cuando gana y su grandeza como persona cuando pierde. Por este motivo, Francisco López puede estar orgulloso del legado que ha dejado entre todos los jugadores y aficionados del mundo del fútbol sala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here