«En un principio me encantaría continuar en ambos equipos»

0
984
Eduardo Jaén durante los pasados All Stars de la Liga Local

En el deporte, hay jugadores que desde que están predestinados a terminar en los banquillos una vez finalice su etapa como jugador. Ocurre en multitud de equipos, pero en muy pocas ocasiones un deportista es jugador y entrenador de dos equipos diferentes en la misma competición. Este es el caso del protagonista de hoy, Eduardo Jaén, jugador de Salvador Artesano en Primera División y entrenador de Vaper Ilice / Volapié en Segunda División.

El fútbol sala siempre en la mente

Cada año durante la época estival, las pistas de fútbol sala en Elche albergan multitud de conocidos 24 horas que son la oportunidad perfecta para los jóvenes de seguir practicando deporte. «Yo jugaba a fútbol 11 en el Elche, entonces empecé a jugar 24h siendo cadete y sentí que comenzaba a gustarme más el fútbol sala», reconoce el propio Edu. Fue entonces cuando con 15 años, Edu decidió hacer un equipo en Cuarta División de la Liga Local, que más tarde se llamaría Kiosko Pedro y albergaría jugadores de la índole de Carlos Sabater o Paco Morillas.

Después de pasar en la temporada siguiente por Deportes Plaza Madrid, Edu decidió volver amontar un equipo rodeado de amigos, donde la fortuna les permitió ascender verdaderamente rápido. «Ascendimos dos campañas consecutivas, de Tercera a Primera División en tan solo dos años. En esta ocasión, la suerte nos sonrió en los ‘Play Off’ de ascenso», explica Edu. Sin embargo, pronto se darían cuenta de la intensidad de la máxima categoría y después de lograr la permanencia en las últimas jornadas decidieron rearmarse de cara a la próxima temporada.

Edu durante su etapa en Deportes Plaza Madrid

El propio jugador afirma que esos años fueron los más felices que ha pasado encima de una pista, pese a que se tuviera que despedir de grandes amigos como Alejandro Belijar o Andrés Irles, también consiguió ser nombrado el mejor jugador de Segunda División. «Los siguientes años pasamos de luchar por la Liga contra Pinturas Decokeden a salvarnos en el ‘Play Off’ de descenso el pasado año. Está claro que el deporte da muchas vueltas y esto es un claro ejemplo», admite Edu. Además, el propio jugador destaca la importancia del fútbol sala en su vida, ya que para él le ha permitido conocer grandes amistades a lo largo de sus ocho años sobre las pistas. «El fútbol sala es sacrificio, compromiso y dedicación, pero sobretodo compañerismo. Jamás me arrepentiré de la decisión que tomé con 15 años», se muestra contundente Edu.

Sin embargo, pese a que el propio Edu haya reconocido que esos años fueron los mejores en su trayectoria deportiva no fue hasta la temporada pasada cuando recibió una de las mayores distinciones en la Liga Local, mejor jugador de los ‘All Stars’. «Tuve la suerte de ser seleccionado y fue una gran experiencia. Aunque hubiese podido llevárselo cualquiera fue un gran honor recibir ese trofeo sin lugar a dudad», recuerda el jugador de Salvador Artesano.

Eduardo Jaén recibiendo el trofeo al mejor jugador de los 'All Stars'

Una temporada agridulce

Después de una temporada donde casi descienden a los infiernos, Salvador Artesano necesitaba hacer diversos fichajes si quería seguir compitiendo en la máxima categoría. «El año pasado nuestros resultados no reflejaban nuestro juego, ya que en mi opinión no deberíamos haber estado en esa situación. Sin embargo, este año hemos dado un gran salto de calidad fichando a jugadores como Vieri, Rana u Orts para que no volviese a ocurrir», explica Edu.

Pese a los fichajes, la temporada no empezó de la mejor manera posible para Salvador Artesano. «Comenzamos la temporada entre los seis primeros, pero tras un bache de casi 10 jornadas sin ganar caímos demasiadas posiciones», comenta el propio Edu. El objetivo de acabar entre los cuatro primeros se iba escapando poco a poco, y cada partido regresaban los fantasmas del pasado que hicieron que el equipo luchara por no descender.

Edu durante un partido en la Liga Local

Fue entonces, cuando la dinámica del equipo cambió radicalmente, ya que después de aquella mala racha, el juego y los resultados estaban volviendo a la pista. «Estamos en un buenísimo momento y mucho de lo conseguido se lo debemos a Fran que ha ayudado en todo momento. Ahora, esperemos que nos dure para poder quedar lo más alto posible en la clasificación», desea el jugador de Salvador Artesano.

Con la permanencia casi conseguida y la lucha por la Liga prácticamente imposibles, ahora solo le quedaría un gran logro a Edu por el cual luchar este año, ganar la Recopa. «Iremos a por ella sin ninguna duda, confío mucho en mi equipo y sé que somos capaces de alzarnos con el trofeo», se muestra firme el propio Edu.

Su pasión por el fútbol sala, también los banquillos

Fue hace tres años cuando Edu decidió dar un paso más en su etapa en el fútbol sala y fue como entrenador de un equipo en la Liga Local. «Un amigo mío decidió formar un equipo de fútbol sala y a mí siempre me había surgido la curiosidad de ser también entrenador en este deporte. Me lo comentó un día y acepté sin pensarlo», reconoce el propio Edu.

Después de conseguir el ascenso la temporada pasada en los ‘Play Off’ a Segunda División con Salvador Artesano ‘B’, Edu tenía un reto entre manos conseguir que el equipo ascendiese también a la máxima categoría. «Tenemos que aspirar al ‘Play Off’ de ascenso sin duda, hay buen equipo pero por trabajo y se que podemos conseguir el objetivo», confía el actual entrenador de Vaper Ilice / Volapié.

Edu como entrenador de Vaper Ilice / Volapié

Sin embargo, el propio entrenador admite que la irregular primera vuelta les va a condicionar bastante, ya que pese a que deberían estar más arriba lo que importa en esta ocasión son los puntos. «La primera vuelta ha sido un período de adaptación y ahora solo espero que saquen todo su potencial para luchar por todo», argumenta Edu.

Pase lo que pase, el propio Edu ha reconocido que la próxima temporada espera continuar tanto como jugador de Salvador Artesano, como entrenador del Vaper Ilice / Volapié. «En principio quiero continuar en ambos equipos, depende del tiempo que tenga para ambas cosas, pero sin duda me encantaría seguir en ambos», asegura Edu.

Las personas como Eduardo Jaén, que mantienen su pasión por el deporte desde todos los aspectos posibles siempre son de gran admiración, ya que intentan seguir disfrutando de los valores del fútbol sala y lo que realmente consiguen es ser un ejemplo para todos los demás.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here