Dany Fernández: «Cuando dejé el Elche CF Sala, tuve ofertas de 2ªB, pero las rechacé todas. No disfrutaba del futsal»

0
1554
Dany Fernández, jugando para Restaurante Calanegra, ficha por Decokeden / Foto cedida de Dany Fernández
Dany Fernández (Elche, 1981) ha tenido, y tiene, una trayectoria muy destacada y larga en el fútbol sala, pero todo empezó por un percance. El nuevo jugador de Decokeden, de Primera de la Liga Local de Fútbol Sala de Elche, jugaba a fútbol 11 en el Kelme. En su último año de la categoría juvenil, se lesionó gravemente de una de sus rodillas. Siendo una decisión difícil pero rotunda, colgó las botas de tacos para ponerse unas zapatillas que se adaptaran mejor al cemento y al parqué de las pistas de futsal. Desde entonces, no ha parado ningún año, consiguiendo la temporada pasada su galardón individual más preciado, el MVP de Primera de la Liga Local, con el equipo Restaurante Calanegra. Los votos fueron de sus rivales de categoría. Para Dany, fue todo un orgullo e ilusión obtener ese premio.

 

Pregunta: Empezó a jugar a fútbol sala después de una grave lesión de rodilla. A la edad de juvenil, ¿fue un varapalo tener que dejarse el “otro” fútbol?
Respuesta: La verdad es que fue un momento complicado. Empecé por mantenerme en forma y, desde entonces, nunca he dejado el fútbol sala. De hecho, nunca he vuelto a jugar a fútbol 11.

Dos temporadas más tarde, ya en J’hayber, se proclama campeón de primera y del Festa d’Elx. Encima ficha tres meses por el Albatera de Nacional A…
Pasar a jugar en J’Hayber suponía estar en un ‘grande’ y con peso en la Liga Local de Elche. El objetivo era ganar títulos. Esa temporada salió todo perfecto, había un gran equipo. Lo de Albatera, por otra parte, fue que Ramón Catalán era 2º entrenador y organizó un partido contra un grupo de chavales de la Liga Local. Fuimos, jugamos y a la semana siguiente era uno más de la plantilla del Dinamita Albatera FS.

Ha tenido una buena trayectoria en fútbol sala, y no solo en liga local, quedando campeón en varias ocasiones, sino también en la categoría Nacional A (actual 2ª B) en equipos como Elche Wonder, Aspe, Albatera… incluso Elche CF Sala.
Fueron años en los que el fútbol sala estaba creciendo mucho y en la zona de Alicante había muchos equipos en Nacional A, actual Segunda B. Yo tuve la suerte de poder estar varias temporadas en esa categoría.

En la temporada 2012/13, el Elche CF Sala ascendió de Tercera a 2ª B, aunque les ofrecieron plaza en Segunda y accedieron a ella. Sin embargo, llega Navidad y usted lo deja para jugar en la liga local. ¿Qué pasó?
Fueron cuatro meses muy moviditos (agosto-noviembre). Se empezó con un proyecto y a las dos semanas se cambió. Días complicados en el club, saliendo incluso compañeros y el secretario técnico. Sentí que ya no disfrutaba del futsal y decidí dejar paso a otra gente. Cuando se hizo oficial tuve varias ofertas de Segunda B, pero las rechacé todas. Quería disfrutar y decidí volver a jugar a la Liga Local y dedicar más tiempo a mi familia.

¿Cómo se define como futbolista?
Me considero un jugador muy competitivo y trabajador, con buen trato de balón y físico. De la raza esa de los que no nos arrugamos (risas).

Debido a su trayectoria profesional en el fútbol sala, ¿suele ser un líder en el vestuario?
Suelo ser líder por experiencia y por mi carácter. Asumo esa responsabilidad sin problemas, pero también sé mantenerme al margen si hay compañeros que hacen esa labor.

Dany Fernández en un partido de la Liga Local / Foto cedida de Dany Fernández

Los dos últimos años ha sido máximo goleador de Primera con el Restaurante Calanegra. ¿Se considera importante en esa faceta?
Más que por los goles, me siento importante porque siempre doy el máximo por mi equipo. Siempre les digo que ganemos o perdamos, lo importante es darlo todo y cuando estemos en el vestuario ninguno pueda reprochar nada.

Este año el Restaurante Calanegra no está inscrito en la categoría. ¿Por qué?
Restaurante Calanegra no está en esta edición porque el grupo de jugadores decide tomar caminos diferentes después de tres temporadas.

Y de ahí su decisión de cambiar: de Restaurante Calanegra a Decokeden, un histórico en Primera.
Así es. Después de unas semanas de duda entre continuar o seguir jugando por falta de motivación e ilusión, apareció Decokeden. Nos reunimos, me propusieron lo que querían conseguir y fue muy fácil decirles que sí. Me volvieron a ilusionar a mis 36 años (risas).

Por último, sus objetivos para esta temporada.
Después de tres temporadas con objetivos medios como entrar en play-off y hacer buen papel en Copa, esta temporada cambia la cosa. Decokeden debe y va a pelear por todos los títulos. Decokeden es un histórico. Tanto algunos jugadores como el presidente y Chule, el entrenador, llevan muchas temporadas estando en los puestos de arriba. A ver si esta temporada podemos hacer algo grande.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here